tarot
 
videncia
 

INICIO

LOS MAYAS
PIRAMIDE MAYAS
EGIPCIOS Y MAYAS
RUINAS DE COPAN
PROFECIAS, MAYAS
CALENDARIO 13 LUNAS
LEYENDAS MAYAS
---------------------------------------
EGIPTO
DIOSES DE EGIPTO
JAMBLICO, MISTERIOS
PANTEON EGIPCIO
HISTORIA DE EGIPTO
PIRAMIDES MILENARIAS
PIRAMIDES DE GIZA
PIRAMIDES ESCALONADAS
---------------------------------------
EL IMPERIO INCA
LOS CELTAS
DE QUE ARBOL CAISTES
MITOS CELTAS
NACIONES CELTAS
IMPORTANCIA DEL ARBOL
HISTORIAS CELTAS
ESPIRITUS
LA SANTERIA
LOS SANTOS
LA OUIJA
MAGIA BLANCA
HECHIZOS Y CONJUROS
FLORES DE BACH
---------------------------------------
FENG SHUI
NUMEROLOGIA GRATIS
TIRADA DE TAROT
LOS SUEÑOS
MEDITACION
LOS OVNIS
HOROSCOPO CHINO
ASTROLOGIA
TIRADA DE RUNAS GRATIS
HOROSCOPO GRATIS
RITUALES
CARTA ASTRAL
---------------------------------------
Horoscopo mensual Acuario TAROTISTAS
Horoscopo Mensual Aries
Horoscopo Mensual Cancer
Horoscopo Mensual Capri..
Horoscopo Mensual Escorpio
Horoscopo Mensual GeminisHoroscopo Mensual Leo
Horoscopo Mensual Libra
Horoscopo Mensual Piscis
Horoscopo Mensual Sagi...
Horoscopo Mensual Tauro
Horoscopo Mensual Virgo
TAROTISTAS


---------------------------------------

 

JAMBLICO Y MISTERIOS


El neoplatónico Jámblico nació en Calcis, en la isla de Eubea, en la segunda mitad del siglo II de nuestra era y murió hacia el año 330. Fue alumno de Anatolio, uno de los discípulos de Porfirio y, más tarde, del mismo Porfirio. A parte de Los Misterios de Egipto fue autor de numerosas obras, la mayoría de ellas perdidas, de las que, sin embargo, se conservan algunos extractos. Estobeo, por ejemplo, nos ha dejado citas importantes de la Teogonía Caldea así como de De Ánima.


La primera traducción latina de Los Misterios de Egipto se debe a Marsilio Ficino, quien la realizó en 1497, a partir de un manuscrito copiado hacia 1460. Los Misterios de Egipto se dividen en 10 libros que son una respuesta a la carta de Porfirio a Anebón y una solución a las dificultades que se encuentran en ella. Esta respuesta parece haber gozado de una cierta popularidad, incluso en medios cristianos, ya que Eusebio la cita en su Preparación Evangélica y San Agustín en su Ciudad de Dios (X-XI). En la carta en cuestión, Porfirio atacaba a la Teurgia y ciertas formas de adivinación que Jámblico se esfuerza en defender basándose en las enseñanzas de los Misterios egipcios y caldeos.

Los extractos que hemos escogido de estos 10 libros proceden, especialmente, del libro I, que trata de varias cuestiones apelando a la sabiduría caldeo-egipcia; del V, que se ocupa de los sacrificios y recalca la importancia de la oración; del VII, que trata de la mistagogía simbólica de los egipcios y del VIII que, a grandes rasgos y con considerables lagunas, expone algunas ideas sobre la teología y la astrología. Han sido traducidos a partir de la edición de Edouard des Places.

(1) Como otros muchos filósofos griegos, Jámblico no es en realidad un elaborador de sistemas nuevos u originales; para él, los fundadores de la Teurgia, tema central de los Misterios de Egipto son siempre los sacerdotes egipcios, a los que muy a menudo llama los antiguos. Las enseñanzas que aparecen en su obra proceden de estos, actuando Jámblico como un auténtico transmisor de la sabiduría egipcia, en lo que se refiere a Dios, al intelecto y al alma. Dios es Ese fuego supraceleste que saca su claridad de sí mismo, que no ha nacido, que es incorpóreo e inmaterial. (I-15). El intelecto, la chispa divina en el hombre cuyo despertar permite su regeneración, es Aquello que en nosotros hay de divino, inteligente y uno [...] que se despierta manifiestamente en la oración; despertándose , este elemento aspira superiormente al elemento semejante y se une a él en la perfección en sí (I-15).


La oración y, sobre todo, la alabanza eran una parte importante de las prácticas religiosas egipcias, ello lo demuestra la inmensa cantidad de himnos que hoy en día se conservan (2). La función eminentemente litúrgica de estos himnos no les priva, sino todo lo contrario, de un extraordinario valor poético. La oración era para los egipcios algo natural en el hombre caído y no sólo tenía el poder de orientarle hacia Aquel a quien ora, sino también el de acercarle a Él. En un himno a Amón (3) leemos: Él oye las oraciones de aquel que grita hacia él; en un instante viene de lejos hacia aquel que le invoca. Tener conciencia de nuestra nada es lo que nos empuja a orar: Y por la súplica nos elevamos pronto hasta el
Ser a quien suplicamos, nos hacemos semejantes a Él por su frecuentación continua y desde nuestra imperfección llegamos poco a poco a la perfección divina. (I-15).


En la oración se considera tres grados, los cuales Jámblico explica con detenimiento, y, que además de ser un digno objeto de enseñanza, hace que la ciencia de los dioses se perfeccione. El primer grado de oración nos lleva al contacto con lo divino y nos permite conocerle; el segundo grado establece una comunión y una conformidad de sentimientos que atrae los dones que los dioses envían desde arriba incluso antes de que tomemos la palabra e incluso antes de que pensemos (V-26). En el tercero se sella una unión inefable que funda sobre los dioses toda su eficiencia y hace que nuestra alma repose perfectamente en ellos.


SIGUIENTE

 

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 Precios: Máximo desde. Fijo: 1,21; desde movil Movil 1,57 Euros minuto. IVA incluido. Mayores de 18 años
93 122 00 07 : En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta y Visa ó Mastercard.

PAGINAS RECOMENDADAS:

Tarot Gratuito - Tirada de Tarot On line - Tarot Economico - Horoscopo Videncia